Por que cuidar la flora y fauna

Version ImprimibleEnviar a un amigoPdf

Una recomendación que se difunde a nivel mundial es el cuidado de la flora y la fauna silvestre... y para concretar esta intención, lo primero que debemos hacer es conocer y comprender el significado de esta propuesta, lo cual empieza por definir correctamente los términos de flora y fauna.
Existen varias acepciones de estas palabras, que dependen del punto de vista de quien las define, un biólogo dirá que son todas las especies no domesticadas, pasando por las lombrices, cucarachas, hongos, etc. hasta llegar a ballenas, elefantes y árboles de gran porte. Lo interesante es estudiarlas a todas y mantenerlas, porque por alguna razón existen y quizá algo que hoy no conocemos las torne útiles mañana.
Un economista agregará algo: dirá que es todo lo que expresa el biólogo, pero excluirá las plagas, que, en rigor de verdad, solamente tienen la desgracia de competir con el hombre en un mismo nicho ecológico. Desde la óptica de las ciencias económicas sería una desventaja defender las plagas, porque si éstas no se eliminan, mermará la producción y por ende, los réditos que las especies útiles pueden acarrear.
Para un ecologista o un conservacionista esta última definición será incompleta, pues defenderá la postura de incluir las plagas junto con los demás animales y vegetales.
Por último, un abogado dirá que el derecho está en defensa de la postura del economista porque últimamente se han suscripto leyes y firmado convenios y tratados internacionales en defensa de la flora y fauna silvestre y doméstica, documentos que en nuestra Constitución tienen valor de ley superior a cualquier otra dictada en el país.
De todos estos acuerdos, creemos que el más nombrado es el llamado CITES, esta convención ha reconocido una serie de causas, que aquí mencionamos y analizamos, enumera estas 8 razones fundamentales:

1 " Por caza o extracción
Siempre se sostuvo que la caza o extracción ilimitada de flora y fauna silvestre era la principal causa de extinción, pero es preciso señalar una diferencia entre la caza y extracción de subsistencia y la caza y extracción comercial.
Desde tiempos inmemoriales, las prácticas de subsistencia, lejos de ser factores de extinción, han probado ser elementos de regulación de las poblaciones. Pero cuando la flora y la fauna pasan a ser de un recurso de sustento a una mercancía, el panorama cambia. Pero esto no es algo novedoso: por ejemplo, la madera del Cedro del Líbano era famosa en la antigüedad, pero con el florecimiento de la navegación comercial en épocas prerromanas, las laderas de los montes que lo vieron nacer también fueron testigos de su extinción.
Por supuesto, hoy en día las posibilidades de extinción de una especie son muchísimo mayores y ha sido necesario regular esta situación. Se trata de preservar a miles de ejemplares para que no se transformen en mascotas o especies de exhibición a muchísimos kilómetros de los lugares donde nacieron.

2 " Por la contaminación
La irracional carrera por conseguir beneficios económicos por parte de algunas industrias donde aún no se produjo una toma de conciencia ambiental, hizo que no siempre desarrollo y respeto por el medio fueran de la mano. Recordemos, a modo de ejemplo, los pingüinos empetrolados en el sur y nos daremos cuenta de cuántos de ellos murieron por no tenerse en cuenta dónde se arrojaba el excedente de petróleo.

3 " Por los cambios ambientales
Los fenómenos ambientales de gran alcance, tales como el efecto invernadero, las lluvias ácidas, el agujero de ozono, están cambiando las condiciones generales de distintos ambientes del mundo, con los consecuentes efectos sobre flora y fauna.

4 " Por la destrucción de grandes espacios naturales
El impacto sobre las especies, por ejemplo, de las talas indiscriminadas ha sido mayor aún que la caza o la extracción ilegal. La eliminación de algunas selvas ha incidido negativamente en la supervivencia de algunos felinos, como el yaguareté, por citar sólo una especie. La acción conjunta de la caza y la destrucción de grandes espacios naturales ha multiplicado el riesgo de extinción.

5 " Por la introducción de especies exóticas
El hombre, buscando efectos originales y escenográficos, a veces introduce especies exóticas sin evaluar las consecuencias que puede traer tal incorporación, sin los enemigos naturales que las "regulan" . Al romperse este equilibrio, las especies se "adaptan" en forma incontrolada y pasan a competir con la flora y fauna autóctona, poniéndolas en peligro al ocupar sus espacios naturales y quitarles las fuentes de alimentación.
Un caso llamativo de esta zona es la liebre europea que, a fines del siglo pasado, fue introducida en los campos de la familia Tietjen en la zona del departamento Castellanos (Santa Fe).
Hoy se ha extendido de tal manera que se halla dispersa en casi todo el país y compite con la Mara del sur y las martinetas de la Pampa Húmeda, llevándolas al borde de la extinción.

6 " Por aniquilación
Cuando el hombre se sedentarizó, pasó a domesticar plantas y animales para su sostén o apoyo para otras actividades. Pero este hecho acarreó otra acción encubierta: las plantas y animales se dividieron en dos grandes grupos, las útiles al hombre y las perjudiciales. Contra estas últimas se desató una lucha sin cuartel, creyendo que así se mejoraba la existencia humana. En muchos casos se comprobó luego que esas especies "perjudiciales " que diezmó, le hubieran resultado útiles...pero ya era tarde.

7 " La destrucción de nidadas
Muchas especies fueron llevadas a la extinción por esta causa. Las nidadas se destruían porque se consideraba plaga al animal, o porque los pichones eran simpáticas mascotas, o sus huevos resultaban útiles para la decoración o simplemente para un consumo irracional.
El caso más notorio es el de la paloma mensajera norteamericana. Hasta 1880 una bandada podía ocupar una extensión de 10 a 15 Km. de largo por 4 a 6 Km de ancho, en forma compacta. Por la caza indiscriminada y la destrucción de nidos para obtener huevos y pichones, en 1914 moría en el zoológico de Cincinatti el último ejemplar de la especie.

8 " Por endogamia
Al disminuir el número de ejemplares en un grupo de una especie determinada y aislada, se produce la endogamia, es decir, la reproducción entre miembros de una misma población. Esto causa problemas genéticos en la herencia y una tendencia a la desaparición porque pierden, en muchos casos, las defensas contra enfermedades por cosanguinidad. . Los casos más conocidos de este tipo de problema son los de los Pandas Gigantes y los Chitas.

René Marconi

Encuentranos

Eco Sitio

Mantengase informado de nuestras ultimas noticias!

Distribuir contenido
Buscar